El mejor escritorio: ¿Windows 10, Ubuntu 16.10, Chrome OS o macOS Sierra?

Cuaderno encima de escritorio

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional. Si usted cree que en esta bitácora se está vulnerando su derecho de autor, por favor, siéntase libre de ponerse en contacto conmigo por medio de esta bitácora y lo solucionaremos.

Qué es un entorno de escritorio?

Un entorno de escritorio (DE por sus siglas en inglés) es una parte básica de cualquier sistema operativo con interfaz gráfica de usuario. Digamos que, básicamente, un DE está conformado por fondo de pantalla, iconos, carpetas, ventanas, barra o barras de tareas, y algunos artilugios denominados widgets o gadgets de escritorio que añaden pequeñas funcionalidades como predicción meteorológica, notas, etc.

Entornos de escritorio más usados

Algunos de los DE más usados:

ReactOS, semejante al tema clásico de Windows
ReactOS luce semejante al tema clásico de Windows, pero añade los escritorios múltiples
macOS
El de macOS Sierra es considerado uno de los mejores entornos de escritorio de la actualidad
Chrome OS
Chrome OS
Unity
Unity
kdeplasma
KDE Plasma
gnomeshell
GNOME Shell
cinnamon-15-12
Cinnamon
mate
MATE
xfceapplicationsmenu-56a5aaa75f9b58b7d0dde49c
Xfce

¿Cuál es el mejor?

Hay muchos apasionados flames por la red que destilan auténtico odio y fanatismo: que si Continuum es lo más avanzado y el futuro, que si nada se iguala a la facilidad de uso y belleza del entorno de escritorio Mac OS X, que si nada como la configurabilidad de KDE Plasma, que si nada como el enfoque de Gnome Shell, que si nada como la hermosura y modernidad de Unity…

Entonces, ¿cuál es el mejor? ¿Quién tiene razón? ¿A quién hacemos caso? En verdad, estas son preguntas estúpidas porque la respuesta es obvia: el mejor será el que te permita trabajar más cómodo, el que se convierte en una ayuda para todo lo que pretendes hacer y en ningún caso sea un estorbo. Tú tendrás tu razón. Para ti determinado DE va a ser horrible en función de lo que esperas de él. Para ti un DE va a ser ideal si te da justo lo que necesitas.

Lo mejor es que antes de decidirte por un DE u otro pienses en lo que necesitas, te informes un poco y pruebes unos cuantos DE y sistemas operativos, hasta quedar satisfecho con uno de ellos.

En busca del entorno de escritorio ideal

Descartando entornos de escritorio

Windows:

El tema clásico de Windows:

Pros: fue el más extendido en su época (y no necesariamente por ser el más avanzado), bastante usable, liviano, bastante intuitivo, hoy en día se puede ver algo similar en ReactOS.

Inconvenientes: es totalmente dependiente del sistema operativo en el que se ejecutaba (Windows 9x, Windows NT, Windows 2000, Windows Millenium), así que si lo querías usar tenías que tener una licencia de Windows o piratearlo; el único orden que permitía su menú de aplicaciones (menú Inicio –> Programas) era listar las aplicaciones por orden alfabético.

Luna:

Pros: como en el anterior, fue el más extendido en su época (y no necesariamente por ser el más avanzado), bastante usable, liviano, bastante intuitivo, con unos tonos de colores que cumplían con sacar de la rutina de los grises, con más opciones de configuración y de integración con las aplicaciones nativas de Windows.

Inconvenientes: de nuevo, como el anterior, es totalmente dependiente del sistema operativo en el que se ejecutaba (Windows XP), así que si lo querías usar tenías que tener una licencia de Windows o piratearlo; el único orden que permitía su menú de aplicaciones (menú Inicio –> Todos los programas) era listar las aplicaciones por orden alfabético; pocas opciones de configuración para la época.

Windows Aero:

Pros: como el anterior, fue y aún es el más extendido (y no necesariamente por ser el más avanzado), bastante usable, bastante intuitivo, con transparencias y otras mejoras estéticas, con un agradable cambio entre aplicaciones; el que había usado los anteriores DE sabía desenvolverse perfectamente; incorpora gestión de widgets.

Inconvenientes: de nuevo, como el anterior, es totalmente dependiente del sistema operativo en el que se ejecutaba (Windows Vista, 7), así que si lo querías usar tenías que tener una licencia de Windows o piratearlo; el único orden que permitía su menú de aplicaciones (menú Inicio –> Todos los programas) era listar las aplicaciones por orden alfabético; necesitaba una potente máquina de su época para poder utilizar todos los efectos de escritorio; en las pantallas panorámicas no hace el mejor uso posible del espacio de estas y, aunque permitía cambiar de lugar la barra de tareas, tampoco quedaba decente en los costados; el retraso respecto de algunos de sus competidores empieza a ser notable.

Modern UI:

Pros: adaptado a las pantallas táctiles y a los dispositivos móviles, con muchos cambios estéticos y notables esfuerzos por renovar completamente la experiencia de usuario.

Inconvenientes: de nuevo, como el anterior, es totalmente dependiente del sistema operativo en el que se ejecuta (Windows 8), así que si lo quieres usar tienes que tener una licencia de Windows o piratearlo; desorden total de menú inicio, en el que puede costar encontrar esa aplicación que necesitas y que no recuerdas dónde está; necesita una potente máquina para poder utilizar todos los efectos de escritorio; grandes incoherencias de aspecto entre diversas opciones de configuración; no demasiado intuitivo; no lo suficientemente estable; en las pantallas panorámicas no hace el mejor uso posible del espacio de estas y, aunque permitía cambiar de lugar la barra de tareas, tampoco quedaba decente en los costados. Tan desastrosa fue esta interfaz que lo habitual era que el cliente, en cuanto tenía que pelear con ella finalmente pidiera el downgrade a Windows 7.

Continuum:

Pros: como el anterior, adaptado a las pantallas táctiles y a los dispositivos móviles, pero con cambios en el menú inicio para evitar la irritación popular contra el menú inicio de Modern UI, más intuitivo y estable que su predecesor, con pequeñas mejoras que facilitan bastante el trabajo cuando se tienen varias ventanas abiertas, con el asistente Cortana que te facilita las cosas, así como otras características. Ha sido una interfaz mucho mejor aceptada que la anterior.

Inconvenientes: de nuevo, como el anterior, es totalmente dependiente del sistema operativo en el que se ejecuta (Windows 10), así que si lo quieres usar tienes que tener una licencia de Windows o piratearlo; desorden en el menú inicio, en el que se ve todo demasiado sobrecargado de paneles; desorden al estilo Windows al mostrar la lista de aplicaciones; necesita una muy potente máquina para poder utilizar todos los efectos de escritorio; siguen las incoherencias de aspecto entre diversas ventanas de configuración; no demasiado intuitivo; en las pantallas panorámicas no hace el mejor uso posible del espacio de estas y, aunque permitía cambiar de lugar la barra de tareas, tampoco quedaba decente en los costados.

Conclusiones finales acerca de los entornos de escritorio de Windows:

Algo que tenían en común todos los DE Windows es que no tienen múltiples escritorios (o espacios de trabajo o como quieras llamarles). Por suerte, esto ha cambiado con Continuum.

Si te gusta que el DE sea independiente del sistema operativo y no pasar por el aro de las licencias privativas, estos DE no son para ti. Si te gusta la personalización extrema del DE, tampoco. Si te gusta el orden, olvídate de Windows. Si tienes una máquina desfasada o antigua, olvídate de Windows Aero, Modern UI o Continuum.

Si lo anterior no te importa pero, en cambio, sí quieres poder utilizar junto a estos DE las aplicaciones privativas más populares, entonces puede que los DE de Windows sean tu opción, aunque para ello tengas que pagar una importante suma en concepto de licencia y estar de acuerdo con los términos de contrato de Windows.

Dirás que esto último no forma parte de las características del DE. Tienes razón, pero es la realidad porque, en mi personal e involuntaria subjetividad, no les veo a estos DE ninguna gran ventaja más que el tener la posibilidad de instalar las más famosas aplicaciones. Definitivamente, los DE de Windows no son mis DE ideales.

El entorno de escritorio de macOS:

Pros: elegante, claro, intuitivo, fluido, estable, muy coherente, fácil de entender, espectacular gestión de widgets, el asistente SirimacOS siempre da la impresión de ir un paso por delante.

Inconvenientes: es totalmente dependiente del sistema operativo en el que se ejecuta (macOS), así que si lo quieres usar tienes que tener una licencia de Mac OS X o piratearlo; desorden en la carpeta de aplicaciones al mostrar la lista de aplicaciones; necesita una muy potente máquina para poder utilizar todos los efectos de escritorio; hace difícil lo fácil; no adaptado a las pantallas táctiles (aunque cada vez se parece más a iOS); la barra arriba no es la mejor manera de aprovechar el espacio de una pantalla panorámica (aunque lo suple adoptando en ella el menú de la aplicación); casi sin opciones de personalización del aspecto y de la funcionalidad; muy dependiente del hardware elegido por Apple (aunque proyectos como Hackintosh han variado este paradigma).

Conclusiones finales acerca del entorno de escritorio de macOS:

Si te gusta que el DE sea independiente del sistema operativo y no pasar por el aro de las licencias privativas, este DE no es para ti. Si te gusta personalizar el DE, tampoco.

Si, por el contrario, todo lo anterior no te importa y prefieres pagar y firmar un acuerdo restrictivo, y así disfrutar de las bondades de macOS (elegancia, sencillez, fluidez, usabilidad)…entonces quizá este DE sea lo que se adapte a tus necesidades.

Todo esto es subjetivo, claro, pero yo les he visto más problemas que ventajas, dado que he de renunciar a ciertas libertades. Definitivamente, tampoco el DE de macOS es mi DE ideal.

El entorno de escritorio de Chrome OS:

Paremos un momento. Estamos ante una nueva estrella. Chrome OS (o como sea que se llame más adelante) es el futuro. O por lo menos su paradigma es el que posiblemente domine en el futuro.

Pros: liviano, bajos requisitos de hardware, sencillo, intuitivo más o menos tal como Android, amigable, introduce un nuevo paradigma de tener todas las aplicaciones en internet (aunque se habla de que pronto Chrome OS va a poder usar las aplicaciones de la Play Store).

Inconvenientes: es totalmente dependiente de Internet, olvídate de las aplicaciones famosas de Windows o de Mac, parece que va a ser difícil que puedas hacer tareas complejas con este DE tal como está montado el sistema operativo del que depende.

Conclusiones finales acerca del entorno de escritorio de Chrome OS:

Si no tienes una decente conexión a Internet este DE no es para ti. Si te importa no atarte a un SO concreto, tampoco. Si eres de los que tienen todo en la nube, eres fan de Android y de Google y tu conexión a Internet no es tercermundista, adelante, Chrome OS tiene el DE ideal para ti.

Entornos de escritorio de GNU/Linux:

Unity:

Pros: belleza, buen uso del espacio de la pantalla panorámica, coherencia visual en los distintos apartados del sistema, decente implementación de widgets, relativamente sencillo de usar, se nota un esfuerzo por aportar algo nuevo al mundo de los DE, gratuito, amén de otras bondades.

Inconvenientes: se necesita una potente máquina para utilizar todas las características estéticas de Unity; desordenado al listar las aplicaciones; de momento hay dificultades para portar este DE a otras distros; no está adaptado a los dispositivos móviles (aunque la aparición aún inmadura de Unity 8 parece cambiar las cosas).

Conclusiones finales acerca del entorno de escritorio Unity:

Si no te importa atarte a las distros Canonical ni el desorden y tu computadora es bastante potente, este puede que sea tu escritorio.

A mí no termina de convencerme ni su desorden de listado de aplicaciones ni el dock por su saturación de iconos cuando tenemos bastantes aplicaciones instaladas.

KDE Plasma 5:

Pros: extremadamente personalizable, coherente visualmente, potente, completa, bastante amistosa, bastante decente visualmente, extraordinario manejo de widgets, interesante cohabitación con los smartphones conectados, KDE store repleta de apps y widgets y efectos, relativamente liviano para lo que ofrece, independiente del sistema operativo siempre que sea en base GNU o BSD, gratuito.

Inconvenientes: no llegué a comprender la utilidad de las divisiones de categorías disponibles en la parte inferior del menú K (equivalente al menú inicio de Windows) y, en verdad, me pareció que añadía un clic más; puedes llegar a perderte en el maremágnum de todas las opciones de personalización de la interfaz.

Conclusiones finales acerca del entorno de escritorio KDE Plasma 5:

No es para mí simplemente por cómo está construido el menú K. Pero si valoras la personalización del entorno de escritorio y el uso de widgets y tu máquina no es hiperpotente ni anticuada, este puede ser tu DE ideal.

GNOME Shell:

En este punto hacemos una pausa ya que este DE es totalmente innovador y cambia por completo el paradigma respecto de su predecesor el clásico GNOME 2. He de confesar que no he comprendido bien cuál es el objetivo de este DE: si ser bonito, si diferenciarse de los demás (que lo ha conseguido por completo), si ser innovador (que también lo ha conseguido en algunos aspectos básicos de comportamiento) o si confundir al personal.

Pros: No está atado a ningún sistema operativo concreto sino solo a los sistemas operativos GNU/Linux, UNIX y demás sistemas operativos de ese tipo como *BSD y Solaris; es un evidente esfuerzo por innovar en el mundo de los DE, es bastante fluido, minimalista, incorpora espacios de trabajo dinámicos y funciones al mover el puntero hasta alguna de las esquinas; nuevo sistema de extensiones.

Inconvenientes: Muchas de las aplicaciones embebidas en la típica barra de tareas de GNOME 2 dejan de ser útiles (tales como sensores de temperatura y semejantes), el sistema de espacios de trabajo ha dejado de ser usable ya que ahora es más complejo desplazarse entre ellos con el ratón, y parece que cualquier simple tarea requiere uno o dos clics más que antes, hay que moverse mucho con el ratón de uno a otro lado para hacer las cosas más simples, el espacio de la barra superior queda infrautilizado…

Conclusiones finales acerca del entorno de escritorio GNOME Shell:

No le veo ventajas a la nueva implementación de los espacios de trabajo ni a la nueva forma de mostrar las aplicaciones. No veo que GNOME Shell sea, en usabilidad, ni superior ni siquiera igual que GNOME 2. No es mi DE ideal. Si dejamos de lado los DE atados a un sistema operativo de pago, no se me ocurre por qué un usuario podría preferir este DE a cualquier otro.

Si creéis que soy un troll leedme primero: le di una oportunidad durante más de un mes. Fue una tortura cada vez que mi mujer usaba el computador: “¿cómo hago para esto?”, “¿y para lo otro?”, “no entiendo”, “¿por qué se hace ahora así?”. Lo peor de todo es que yo no tenía una respuesta para la última pregunta.

Cinnamon:

Pros: Entorno que resulta familiar desde el principio, fluido, simple, fácil de entender, no es pesado, no depende de ningún sistema operativo salvo los consabidos GNU/Linux.

Inconvenientes: No aporta gran cosa al mundo de los DE, la barra abajo no es la mejor forma de usar el espacio en una pantalla panorámica y no luce de la mejor manera en un lateral; no incorpora funcionalidades al mover el puntero hasta las esquinas; no se le conocen widgets.

Conclusiones finales acerca del entorno de escritorio Cinnamon:

Para los usuarios provenientes de GNOME 2 o de cualquier DE anterior a la época actual, se sentirá cómodo inmediatamente con este DE. Además, gracias a Compiz mejora bastante

MATE:

Pros: Como continuador de GNOME 2, producto de la insatisfacción causada por la aparición rupturista de GNOME Shell, cualquier usuario proveniente de GNOME 2 se va a sentir como en casa desde el primer momento; incorpora nuevas posibilidades de personalización del DE; estable, fluido, liviano; proporciona una buena personalización de las barras de tareas, permitiendo mejorar mucho el uso optimizado de las pantallas panorámicas; no depende de ningún sistema operativo concreto mientras sean GNU/Linux o sistemas tipo UNIX.

Inconvenientes: En lo estético no aporta nada nuevo; en cuanto a funcionalidades tampoco innova demasiado (como podrían ser espacios de trabajo dinámicos o funcionalidades con el puntero en las esquinas); no se le conocen más widgets que los anticuados -pero útiles- de GNOME 2.

Conclusiones finales acerca del entorno de escritorio MATE:

Si no quieres innovaciones y sí productividad y estabilidad, o si tu máquina no es la más potente, este es tu DE. Y en cuanto a lo estético, también con Compiz mejora bastante.

Xfce:

Pros: Liviano, estable, fluido, intuitivo, y familiar para los que llevamos años en el mundo del pingüino.

Inconvenientes: No aporta nada nuevo y se echan en falta opciones de personalización.

Conclusiones finales acerca del entorno de escritorio Xfce:

Es el DE más liviano de los vistos en este apartado. Si tu máquina comienza a quedarse anticuada o te gusta lo añejo y liviano, este es tu DE ideal.

Elección del entorno de escritorio definitivo:

Que sepas que eso no existe.

Aunque para muchos, el DE que uses se ha convertido en motivo de batalla con los compañeros de los foros. La recomendación final es que te despojes de toda versionitis y fanatismo y pienses en tus necesidades.

La versionitis es la necesidad que tienen algunos usuarios de GNU/Linux por tener las últimas versiones de los programas instalados en sus ordenadores.

¿Necesito las aplicaciones más populares del mundo privativo? ¿Necesito el entorno de escritorio ese tan elegante y de última moda? ¿Necesito el entorno de escritorio más rápido? ¿Necesito el más bonito? ¿El más personalizable? ¿El más robusto?

Estas preguntas seguramente te ayudarán a decidirte. No soy partidario de instalarme un sistema operativo tan solo para probarlo, ya que eso toma tiempo y el tiempo vale oro; prefiero gastar mi oro en otras cosas más productivas. Una manera rápida de conocer un DE para ver si lo descartas o no es viendo vídeos de personas que ya han hecho ese esfuerzo por ti.

Tú eres el responsable de encontrar un DE que te acomode. Afortunadamente vivimos en una época en la que hay multitud de DE para escoger, cada uno con sus puntos fuertes y sus puntos débiles.

Los DE han cambiado mucho en los últimos años. Parece que los creadores de DE están como locos tratando de encontrar un nuevo paradigma para los escritorios, mientras la realidad se empeña en dejar obsoletos rápidamente conceptos que fueron diseñados para ser muy innovadores y durar mucho tiempo.

Cada DE está siguiendo su propio rumbo, pero parece más que obvio que el futuro está en los DE que sean capaces de adaptarse a todo tipo de dispositivos y, en eso, aparentemente Continuum lleva ventaja, aunque se ha sabido que Google está trabajando en ello muy activamente, de forma innovadora y desde hace tiempo.

Mi elección: ni Ubuntu ni macOS ni Chrome OS ni Windows 10

Como lo oyes, ni Unity 7 ni 8 ni el DE de macOS Sierra ni Continuum ni el DE de Chrome OS me sirven. He aquí las razones.

Para mí, por diversos motivos (éticos y económicos), los DE que me atan a un sistema operativo privativo, no son opción. Así que quedan descartados los DE Windows y macOS.

Chrome OS depende de Internet, así que tampoco me sirve. “Pero, ¿cómo? ¡Con lo rápido y barato que es Internet hoy en día!” dirás seguramente. Pero yo vivo en una remota isla en el medio del Océano Pacífico. Aquí el ADSL (el ISP que aquí opera tiene la osadía de llamarlo Súper ADSL) es de 128 kbps (como lo lees, no es un error) y cuesta unos 80 euros al cambio; además, como muy amablemente te indican en la oficina de dicho ISP, no hay cupo (sea lo que sea eso, pero lo que te quieren decir es que no te lo van a instalar porque hay saturación o algo así). No puedo depender de Internet para las tareas más básicas de un ordenador. Además, con mi ordenador portátil hago cosas muy complejas (edición de vídeo, programación, emulación, disfrutar de videojuegos pesados…). No digo que Chrome OS sea malo. Simplemente no es para mí.

Me queda, por tanto, el mundo de los DE del software libre. Pero son varios. ¿Cuál elijo?

Mi elegido, tras bastante frustración con los abruptos cambios de los DE de las distros que yo estaba acostumbrado a utilizar (OpenSuSE, Debian, Ubuntu), fue MATE. A mí MATE me da lo que necesito: robustez, rendimiento, productividad, aprovechamiento de la pantalla, suficiente personalización de las barras de tareas… en definitiva: mi DE ideal.

screenshot
MATE personalizado para aprovechar al máximo la pantalla panorámica

Así es como luce mi entorno de escritorio MATE. En él se puede apreciar el buen uso de la pantalla panorámica, aprovechando el ancho de la pantalla para no entorpecer la visualización de las actuales páginas web -cada día más adaptadas a las pantallas verticales de los dispositivos móviles. Con MATE puedo emplear al máximo los escritorios múltiples, puedo encontrar rápidamente mis aplicaciones… es cómodo para mí ¡y para mi mujer!

¿Cuál es para ti el mejor entorno de escritorio?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s